Resiliencia

RESILIENCIA

Hoy toca hablar de un tema muy importante en esta aventura que estoy llevando a cabo. Resiliencia.

Resi ¿qué? Me imagino tu cara, y es la misma que tenía yo cuando oí por primera vez esta palabra.

Resiliencia es una capacidad de los metales para doblarse sin partirse.

Como aventureros que somos, también es probable que nos “partamos” en algún momento. En este caso “se mediría como la capacidad para superar los obstáculos, los problemas, aprietos, los grandes golpes de la vida y volver más fuertes de esas dificultades.”

Todos nosotros tenemos que luchar para conseguir nuestros objetivos y nuestros sueños. Pero para ello, tenemos que esforzarnos y por así decirlo “sufrir” para llevarlo a cabo. Te preguntarás el porqué.

Muy fácil.

Sin derrotas no hay crecimiento. Lo que verdaderamente nos hace mejorar y crecer son las adversidades.

Imagínate que:

Si todo por lo que luchamos, todo por lo que soñamos o anhelamos, nos lo diesen de la noche a la mañana, lo obtuviéramos fácilmente sin ningún esfuerzo. Lo que tendríamos sería un premio sin el más mínimo reconocimiento personal. Al no haber utilizado nuestra voluntad de “querer hacerlo” seguiríamos presos de nuestro inconformismo, al no haber obtenido sensación de logro o recompensa alguna.

Sin derrotas no hay crecimiento

 

¿Cuántas veces has visto a personas que aparentemente lo tienen todo, pero, sin embargo, se sienten vacíos o que se sienten infelices?

Nos enseñan a vivir para obtener la felicidad y el éxito. Y eso querido aventurero, es un error. Lo correcto sería que nos mostrasen el cómo hacer frente a los obstáculos y los fracasos.

Hay que estar preparados para esforzarse, la superación personal, el crecimiento pleno ante los mazazos, estar preparados mentalmente ante los problemas.

“La felicidad, realmente es una forma positiva de ver la realidad”.

Y no puedo estar más de acuerdo con esta frase.

La felicidad es una mera interpretación de la realidad que hace cada uno.

 

 

 

Una vez escuché en una película una frase que me dejó marcado.
• ¿Por qué nos caemos?
• Para aprender a levantarnos
(Hablo un poco más en detalle de esta película en mi artículo de 27 películas que inspiran a la aventura.).

De cualquier situación traumática, aprendemos a valorar cosas que antes no le dábamos importancia. Crecemos emocionalmente y nos ayuda a encajar y sobrellevar los mazazos siguientes y potencia la adaptación al cambio.
La resiliencia promueve la salud y la calidad de vida.

Cada individuo elige su propio camino, puede hacer frente a los problemas y aprender de ellos, o por el contrario caer en la queja y compadecerse de sí mismo.
En el momento que decidí a construir mi propia aventura con este fantástico proyecto, supe desde el primer instante, que no iba a ser fácil. Tendría y tengo que trabajármelo mucho. Estoy completamente seguro que tendré momentos excepcionales y momentos de malos y de bajón. No es un camino de rosas ni mucho menos, pero te aseguro querido aventurero, que el premio que obtienes bien merece el tiempo y recursos invertidos.
En eso consiste esta carrera de fondo, en el aprendizaje y la transformación. No es posible valorar los logros sin esfuerzo y perseverancia. Esto es aplicable a todos los ámbitos de la vida. Una vida sin incertidumbre, sin desdichas, contratiempos, adversidades o como lo quieras llamar, es una vida sin crecimiento ni mejora personal.
Hay que aprovechar los malos momentos que llegan para adaptarse, aprender y sobre todo para crecer.

La fuerza de la decisión
Cuando decidí romper con mi vida rutinaria y crear esta gran aventura de Los viajes de Roberts no fue nada sencillo tomar la decisión. Siempre me venían a la cabeza pensamientos negativos y miedo al fracaso.
Tardé bastante en dar el paso y arrojarme a la piscina de la inseguridad y los temores.

Al fin y al cabo, yo me encontraba en una muy buena situación de estabilidad laboral y tranquilidad.

En la sociedad en la que vivimos, donde se supone que todo está diseñado para “ser feliz”, (y curiosamente, cuesta más que si no hubiera tantos medios) es normal que tengamos miedo a la hora de aventurarnos a lo desconocido o extraño para nosotros.

  • El cuento del elefante

Al querer salir de la zona segura o la zona de confort se forma una barrera invisible que impide pasar de la línea establecida. Después de unas cuantas experiencias te voy a contar un secreto.
Esa barrera, es un muro absurdo donde los haya. No te lo voy a explicar con mis palabras, sino con un pequeño resumen del cuento de Jorge Bucay del elefante.
“Había un elefante grande y fuerte en un circo que utilizaban para mostrar la fuerza, peso y grandiosidad del animal. Después de su actuación, y hasta poco antes da salir al escenario. El elefante permanecía atado a una pequeña estaca con una gruesa cadena.
La cadena era gruesa y poderosa, pero la estaca era un minúsculo pedazo de madera. La pregunta es: ¿por qué el elefante capaz de romper árboles con su fuerza, no era capaz de romper esa atadura y huir?
No escapaba porque el elefante, ha estado atado a la misma estaca desde que era muy pequeño.
Se podría imaginar al pobre elefante tirando y tirando desde muy pequeño sin conseguir resultado. Hasta que algún día desistió y por impotencia abandono cualquier intento de romper la estaca.
Ese recuerdo es el que impedía al elefante siquiera intentarlo.
Todos y cada uno de nosotros somos como el elefante. Vamos por el mundo atados a estacas que nos quitan libertad. Vivimos pensando que no podemos hacer las cosas porque en el pasado no pudimos. Hemos crecido con eso. Con el “no puedo”.

Aplicándolo a nosotros mismos. Refiriéndose a la cadena y a la estaca, todo eso es una invención, es una cadena y una estaca imaginaria que cada uno se ha creado. Así mismo, cada uno es el único capaz de romperlas.

Eso es lo que sentí en ese momento, una atadura muy grande y fuerte que no me dejaba seguir hacia el camino que yo realmente estaba buscando. Sin embargo, me di cuenta de que no existía ninguna estaca ni atadura, y que la única forma de “destruir” ese yugo era decidir y actuar.
Somos responsables de lo que queremos y decidimos.
• ¿Qué es lo que quieres?
• ¿Seguir atado a tu cadena o realmente quieres luchar para llegar hasta donde quieras?

“La distancia entre la decisión y el deseo es la acción.”
Siempre hay que decidir cómo querer que sea tu vida y ponerse manos a la obra.

  • ¿Porque está en un blog de viajes?

En los viajes, querido aventurero, como en la vida no hay ni habrá un guion perfecto. Vas a tener imprevistos, situaciones incómodas e incluso momentos desagradables. Pero eso querido aventurero es la magia de viajar. Encontrarte con situaciones nuevas y saber adaptarse a los acontecimientos.
Lo que intento decirte en todo este post, es: que saltes, rías, vueles, viajes, hagas lo que más te guste pero arriesgándote y sin miedos. No dudes en hacer lo que quieras, aunque caigas. Porque es en ese momento duro donde aprenderás.
No titubees a la hora de querer hacer el viaje de tus sueños.
¿Vas a seguir viajando de manera cómoda, sin sobresaltos, como si fuera una extensión de tu zona de confort?
Si es así, perfecto. Para aquí, no sigas leyendo y busca la comodidad en otro lado. Aquí no la encontrarás.
Aquí lo que hallarás es aventura, superación y acercarte de algún modo u otro, aunque sea poco a poco a esas “gafas de la felicidad” que tanto anhelas.
No hay mayor sensación de estar viviendo que hacerlo con intensidad.

Ahora dime aventurer@:

¿Qué aventura eliges?

Deja un comentario

Responsable » César Carbonell (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de LosViajesdeRoberts.com)
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

A %d blogueros les gusta esto: