Como decidí dejar la rutina y crear mi propia aventura

¿Y por qué no?

¿Alguna vez te has hecho esta sencilla pregunta?
Ésta es la pregunta que me he estado haciendo mucho tiempo. ¿Porque no puedo hacer lo que me gusta?
¿Por qué no vivir la vida de manera distinta? ¿Por qué establecerse en la vida rutinaria que te impone la sociedad? ¿Por qué no salir ahí fuera y ver, descubrir, reír y llorar?

¿Por qué dejar que te cuenten otros lo que yo estaba soñando con explorar?¿Por qué no superarse a uno mismo y no caer en el aburrimiento y la desidia?
Permíteme que me presente aventurero.

Soy César Carbonell, y te voy a contar el por qué decidí hacer lo que más me gusta y dejar mi trabajo en el cual estaba hace más de 8 años, estable, cerca de casa, horario flexible, buen sueldo y con todas las comodidades y ventajas que cualquiera podría desear.
Todo lo que a los demás les puede pasar por la cabeza
Varias personas, entre las cuales se incluyen las de mi círculo muy cercano, se preguntan y me preguntan: ¿Por qué lo hiciste? ¿Quién te va asegurar ganar dinero fuera de un trabajo “normal”? ¿No piensas en el futuro? ¿Cómo se puede vivir de un blog de viajes?
Tienes todo lo que mucha gente puede desear, y vas y te embarcas en esta “loca” idea tuya.

Si alguna vez te encuentras en la misma situación en la que yo me encontraba, entenderás todo lo que te voy a decir por medio de estas palabras. Las decisiones que tomas o tomarás pueden verse alteradas por éstas y muchas más preguntas y “profecías malignas”.
Cuando llegó el momento, decidí que no me tenían que importar estos “vaticinios dramáticos” llenos de oscuridad. En el fondo hay que ponerse retos.
¿Qué mejor reto que hacer lo que más te guste y poder compartirlo con los demás?

 

El viaje que lo cambió todo

Desde siempre me he considerado curioso y deseoso de ver que hay más allá de las cosas. Y más aún imaginar que hay detrás de esa montaña, río o frontera. Sin embargo, nunca había sentido la necesidad de “salirme del camino” y descubrir y crear mi propia aventura como decidí hace poco.
Si hay algún momento clave, en el cual los engranajes de mi mecanismo mental, cambiaron de funcionamiento y saltaron las alarmas, ese fue mi gran viaje a India y Nepal en 2012 que realicé con mi novia y dos amigas. Había viajado mucho por Europa y de distintas formas: Interrail, alquilando un coche, viviendo un tiempo en Edimburgo…pero este viaje fue distinto a todo lo que había vivido hasta entonces.

La forma en la que conciben la vida es muy distinta a los estereotipos occidentales. Nos preocupamos en exceso del futuro, cuando hay lugares en los que no saben si van a poder comer el día de mañana.
Me encontré con viajeros que a la vez que viajaban, obtenían ingresos con sus trabajos poco convencionales, como hacer fotografías para una revista de viajes o escribir para un blog. Pensé que, si ellos lo habían podido conseguir, habría un método o ruta a seguir la cual me ayudaría a conseguir lo mismo.

Desde aquel momento vi las cosas con más claridad, con diferente prisma, con absoluta sencillez. Empecé a trazar un plan en mi cabeza. Me di cuenta que esa era la libertad de la que no disponía si quería realizar la aventura de mi vida, que era dar la vuelta al mundo. Estarás de acuerdo conmigo en que eso, con 25 días de vacaciones al año es imposible. La transformación comenzó en ese viaje.

Mientras le daba vueltas a cómo podía crear mi aventura, seguí viajando por rincones asiáticos cada año. Cada vez que lo hacía más me daba cuenta de lo que podría conseguir con esa idea “loca” que tenía. También me chocaba contra un muro al volver a la realidad y tener que volver al trabajo y la rutina.
Después de muchos viajes, adquirí experiencia en muchos aspectos viajeros. Pero continuaba con la idea que no conseguía explotar. Hasta que un buen día me encontré con Joseba Z. de travellingtobe.

“Cuando el alumno está listo, aparece el maestro” Proverbio Zen.
¿No estás de acuerdo?
Él me ayudó a dar el paso y materializar la idea que tenía en la cabeza. Me abrió los ojos desde el primer momento. En la vida hay dos cosas que son un credo para mí:
• Perseguir los sueños.
• Seguir aprendiendo

No es sencillo salir de la zona de confort y adentrarse a lo desconocido. Lo que está claro es que, si no se intenta, nunca se alcanzará esa meta. Hay que perseguir los sueños, aunque ello cueste y se encuentren obstáculos, a su vez, en cada paso por muy difícil que resulte siempre se aprende. En eso consiste el crecimiento personal.

Esto sólo es el comienzo de una gran aventura

Muchos me decían que lo fácil era quedarme donde estaba y seguir con mi vida, como si nada pasase. Esperando a que algún día, la aventura, los retos, y las grandes hazañas pasen por tu puerta. Déjame decirte que esto no es así. El que no asume el riesgo no gana. Yo tuve la necesidad de salirme del camino y zona de confort, no porque esté en contra de lo que había creado hasta entonces, sino porque sentía que no encajaba.

No soy ni mejor ni peor que los demás, sólo quiero aprender de forma distinta a como estaba acostumbrado a hacerlo. Porque créeme que la vida es un gran aprendizaje. Todo lo que hagas, estás adquiriendo conocimientos buenos o malos.
No ha sido fácil ni mucho menos dar el cambio. El que te diga lo contrario, está faltando a la verdad o a parte de ella. Lo que si te voy a decir y en eso coincidirán la mayoría de travel-bloggers, es que lo que hicieron o están haciendo, lo hacen con toda la fuerza, energía y pasión con lo que lo estoy haciendo yo.

Si realmente haces lo que te gusta, te va a costar muy poco llevarlo a cabo. Si deseas algo con todas tus fuerzas, lo vas a hacer motivado, lo harás sin pensar en lo que te va a costar o qué inconvenientes se van a presentar. Porque hay un dicho que dice:

“No tengo miedo de morir, tengo miedo de no intentarlo”. Jay Z.

Te voy a contar el caso curioso que me pasó. Andaba yo corriendo por el parque y me fijé en una persona que estaba trabajando de jardinero. Me paré al ver que era un compañero mío de cuando éramos pequeños en el colegio. Me sorprendió porque la última vez que supe de él, estaba trabajando en una gestoría, que era una empresa familiar. Él era el responsable de dicha oficina. Tenía buen nivel de vida y por lo que parecía, la empresa funcionaba muy bien.

Cuando me vio, nos pusimos a charlar. No pude evitar preguntarle. Lo que me contestó me dejó admirado. Me dijo que él le encantaba la naturaleza, estar en el parque, al aire libre. Me comentó que en la oficina se ahogaba, y que cada domingo se le venía el mundo encima pensando que tenía que ir a trabajar al día siguiente. Lo que hacía ahora lo hacía con ganas, disfrutando de las labores que realizaba en cada momento.

También me dijo que ahora tenía tiempo de hacer deporte todos los días por las tardes y que no se llevaba ninguna preocupación a casa después de estar en el parque por las mañanas. Ahora se sentía mucho mejor que en la oficina, porque ahora se divertía y gozaba con su trabajo.
Si eres fiel a lo que haces, porque lo que realizas es lo que más te gusta, no te supondrá esfuerzo alguno.

Mi gran Aventura

La aventura que sigo ahora es mi sueño. Y como no podía ser de otra manera, hay que ser fiel a un@ mismo y apostar por ello. Conseguir lo que deseas, a la vez que aprendes. Suena bien ¿verdad? Aún hay mucho camino por recorrer. De lo que estoy seguro es de todo lo que me voy a llevar y me he llevado, a mi mochila del conocimiento y crecimiento personal.

Desde que empecé con esta mi gran aventura, no han parado de sucederme cosas extraordinarias. He conocido a gente alucinante, he conocido lugares fantásticos, formas de pensar y de compartir que desconocía totalmente. En esta vida hay que compartir, porque no sirve de nada ser egoísta. Por eso voy a compartir todo lo que yo he aprendido y ayudar a los demás a viajar de manera diferente, a soñar y a crecer personalmente. Porque no hay que olvidar que cada viaje es un aprendizaje, que se puede adaptar a las diferentes situaciones de la vida.

La aventura que voy a mostrar es la de compartir momentos. Compartir ilusiones, mostrar lugares asombrosos a la vez que se superan retos. Acercar los sueños a los demás. No hay mejor sensación que la de estar ayudando y aportando al resto.

Conclusión. Ya no hay marcha atrás

Al mirar atrás, ya no puedo sino sonreír. Sonreír por lo que he aprendido y he crecido. La transformación está muy avanzada ya. Ya no hay marcha atrás. Ahora sólo queda seguir hacia adelante. No sin antes dar las gracias a todas las personas que me han ayudado y apoyado. En los grandes momentos, en los malos, cuando les comentaba mis avances y mis preocupaciones. Aguantándome en este periodo de cambios. Esto no podía haber funcionado sin vosotr@s. En especial gracias a mi novia Vicky por ser lo que soy, por ser la persona más importante en mi vida y por ser el pilar y sustento de mi existencia.

Y, sobre todo, gracias a TI por ser uno de mis primeros suscriptores, leyendo, motivándote e inspirándote. Y como no formando parte de esta fantástica comunidad de “piratas” aventureros.

Espero que te haya ayudado a motivarte, inspirarte, inculcarte valor. Ayudarte a conseguir tus sueños y que tu vida esté llena de aventuras.
No te cortes, coméntame lo que quieras.

Sólo una cosa más, Aventurer@. Sino lo has hecho ya, hazte esta pregunta

¿Y por qué no?

Hola me llamo César. Y soy un apasionado de los viajes de aventura. Para mí viajar es una forma de pensar, una forma de disfrutar la libertad, y sobre todo una forma de VIVIR. Llevo muchos años viajando por países asiáticos descubriendo lugares alucinantes, mezclándome con el entorno y aprendiendo en todo momento. Porque viajando es como te conoces, es cuando aprendes, es donde empieza toda la aventura.

1 comentario en “Como decidí dejar la rutina y crear mi propia aventura”

Deja un comentario

Responsable » César Carbonell (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola (proveedor de hosting de LosViajesdeRoberts.com)
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

× Contacta conmigo por Whatsapp
A %d blogueros les gusta esto: